En un contexto de cambios en las políticas de inmigración en EE.UU. se suspenden los acuerdos del tercer país seguro y continúan las deportaciones, impulsadas por el ICE

Biden crea un grupo de trabajo para reunir a las familias separadas en la frontera y suspende los acuerdos del tercer país seguro

Todo parece indicar que los cambios en el área de Seguridad Nacional no han llegado. El reciente designado secretario de seguridad nacional Alejandro Mayorkas tendrá que enfrentar toda la resistencia de los agentes de inmigración que fueron designados por la gestión del expresidente Trump. Que un juez de Texas haya bloqueado en forma temporal la orden del presidente Biden para pausar las deportaciones en los próximos tres meses, es un síntoma de esta situación. Se suspenden los acuerdos de asilo de Trump con el Salvador, Guatemala y Honduras, denominados del tercer país seguro.

Específicamente, los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) detuvieron y trasladaron a un solicitante de asilo camerunés en un centro de Luisiana, preparándolo para la deportación, no obstante, la presentación de las denuncias de torturas en su país de origen .

Estos focos de resistencia interna están surgiendo claramente, como presión sobre la administración entrante, en esta agencia que es la encargada y responsable de hacer cumplir las leyes de inmigración de los EE. UU., Y desde donde la administración anterior adopta las políticas más restrictivas de la historia norteamericana.

Durante esta semana el presidente Joe Biden firmó una serie de órdenes ejecutivas destinadas a deshacer varias políticas de la administración Trump, con un enfoque en reunir a las familias separadas en la frontera. Pero las órdenes no abordaron las deportaciones, un punto recurrente de debate en la campaña.

Aunque el memorando estableció nuevas prioridades de aplicación para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, y Aduanas y Protección Fronteriza, dirigiendo a las agencias a enfocarse principalmente en detener y deportar a inmigrantes indocumentados buscados una amenaza para la seguridad nacional o pública, o que recientemente cruzaron la frontera ilegalmente.

Las directivas apuntan también crean un grupo de trabajo interinstitucional para reunir a las familias separadas por la represión fronteriza de “tolerancia cero” del expresidente Donald Trump. Biden calificó la separación de familias migrantes instigada por la administración anterior como una "vergüenza moral y nacional"

En forma simultánea se hizo muy visible clara y manifiesta la postura de los republicanos, descontentos con las del nuevo secretario sobre la inmigración. Uno de estos escollos será sin duda ordenar esta nueva gestión y su nueva orientación en organismos que como el ICE controlan los pasos fronterizos y la inmigración con una dotación de 240.000 personas.

Como forma de ver la velocidad de los cambios institucionales, en el muro de la web de ICE y protección fronteriza todavía se pueden ver los muros fronterizos y videos, en las redes sociales, donde el expresidente describe a los migrantes como criminales.

Además, hay cuestiones que tienen que ver con el rol de los sindicatos de los empleados de la Agencia y la posición política de sus líderes favorables a la gestión anterior. Para los defensores y la opinión pública hay expectativas que Biden traiga una reforma significativa a ICE, pero un acuerdo de último minuto firmado por el exfuncionario del Departamento de Seguridad Nacional de Trump, Ken Cuccinelli, y el sindicato que representa a ICE, según lo informado por Buzzfeed News, podría obstaculizar sus esfuerzos.

También en Arizona se produjo otra demanda de suspensión de la orden del presidente entrante, en donde un fiscal republicano, Mark Brnovich, sostuvo que eso requiere que el departamento notifique antes de emitir políticas migratorias.

Ante estos hechos, los nuevos funcionarios del ICE, anunciaron a los miembros del congreso que el pasado miércoles se canceló el vuelo de deportación de los cameruneses.

Poco después de que el Departamento de Seguridad Nacional de Biden emitiera un memorando que establecía nuevas prioridades de cumplimiento y detención de las deportaciones, un correo electrónico interno enviado a una oficina de campo de ICE en Houston terminó en Fox News. El correo electrónico sugirió que algunos inmigrantes bajo custodia deberían ser liberados; desató una tormenta de fuego en los medios de comunicación más conservadores.

No obstante, estos cambios en la nueva gestión, cientos de inmigrantes han sido expulsados ​​del en los últimos días, según Associated Press, que informó que ICE deportó a 15 personas a Jamaica el jueves pasado, y 269 personas a Honduras y Guatemala el viernes pasado. No estaba claro cuántos fueron deportados porque representan una amenaza para la seguridad pública o la seguridad nacional, las dos prioridades para la deportación establecidas en el nuevo memorando de Biden.

En las últimas horas el secretario del Departamento de Estado, Antony Blinken, dijo que Estados Unidos había “suspendido e iniciado el proceso para terminar los Acuerdos de Cooperación de Asilo con los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras como los primeros pasos concretos en el camino hacia una mayor asociación y colaboración. en la región establecida por el presidente Biden “

Los llamados acuerdos de “tercer país seguro”, firmados en 2019 por la administración Trump y las naciones centroamericanas, obligan a los solicitantes de asilo de la región a buscar refugio primero en esos países antes de solicitarlo en Estados Unidos.

Históricamente las deportaciones aumentaron constantemente en los años posteriores a la firma del proyecto de ley de 1996 y alcanzaron niveles récord mientras Obama estaba en el cargo. Todo esto acontece en un contexto regional, donde la policía antidisturbios en Guatemala disolvió por la fuerza una gran caravana de hondureños el mes pasado, pero se espera que muchos de esos migrantes encuentren su camino hacia el norte en grupos más pequeños. Sin dudas esto representa un nuevo desafío para una administración que ha tratado de proyectar una política migratoria más abierta y contemple a quienes ya se encuentran en el país sin estatus legal.

Queda ver si un Congreso dividido podría dificultar trazar un camino viable hacia una reforma migratoria significativa para tanto para los norteamericanos y de suma importancia para los países de la región.

Alvaro Fontana, especialista en conflictos étnicos y migraciones. Director Ejecutivo de SOS Discriminación Internacional. Miembro fundador del Instituto Nacional contra la Discriminación.

Alvaro Fontana Director Ejecutivo SOS Discriminación y especialista en temas migratorios.

Alvaro Fontana Director Ejecutivo SOS Discriminación y especialista en temas migratorios.